domingo, 8 de julio de 2012

La insoportable levedad del ser, 3 de julio. Achtung!

Es muss sein!” (tiene que ser) escribió bajo el pentagrama Beethoven en el Cuarteto de Cuerdas nº16 en Fa mayor op.135 en la última parte conocida como “La decisión difícil”. El escritor checo Milan Kundera saca de esta pieza el leitmotiv de  La insoportable levedad del ser, donde presenta la extendida costumbre del ser humano en justificar cada happening que se escapa de su raciocinio. Es la lógica del destino. Es El Destino, nos decimos. Y tan mayestático y simple como suena, abandonamos nuestra voluntad precipitadamente casi con alegría porque nos despoja de toda responsabilidad, de una carga impuesta como consecuencia de nuestras acciones. Dejamos en manos del Destino nuestra potestad para decidir qué es lo que queremos hacer en la vida. Nuestra capacidad de elección se ve mermada al encontrarse múltiples caminos. Nos sentimos perdidos y rogamos con fervor para que alguna virgen se aparezca y decida por nosotros. Y cuando por ciencia infusa se nos ilumina (o evita) ese camino dejamos de buscarle explicación porque es algo que va más allá de nosotros. Así tenía que ser. Por eso es El Destino. “Es muss sein!” bramaría el compositor alemán agitando su cabellera cana.

A continuación dejamos de sentir esa carga y nuestro ser se eleva hacia la estratosfera, por ejemplo, y nos sentimos livianos. Entramos en una zona de Levedad. Pero cuando esta Levedad es vasta, desconocida, infinita e intensa entonces es que habremos entrado en La Insoportable Levedad del Ser.

Kundera reflexiona sobre el interior del hombre y de la mujer. Lo que se conoce como “Alma” en filosofía. La historia gira en torno a Tomás, Teresa, Sabina y Franz, entrelazados por ese Destino del cual nadie parece ser capaz de eludir. La concatenación de casualidades rige por completo la vida de los protagonistas, quienes sienten la necesidad de entender por qué les ocurre lo que están viviendo y se preguntan si el camino elegido ES el elegido. De ahí que se puedan leer hermosos aforismos llamando a la puerta del pensamiento como si fuesen las tiernas caricias de un amante. Dulcemente se despierta el interés y deja a uno rumiando cada una de las frases leídas creyendo ver visos de esa ‘lógica’ del Destino... bueno, si es que existe tal Destino

http://www.achtungmag.com/libros-literatura-lainsoportablelevedaddelser-kundera-revista-achtung/



No hay comentarios:

Publicar un comentario