sábado, 2 de abril de 2011

Las Cinco Dádivas del Hada - M. Twain (1/5)

En su primavera de la vida, llegóse el hada y le dijo, descubriendo suavemente su cestilla de oro:

- He aquí mi ofrenda. Son cinco bellas dádivas. Pero no puedes apropiártelas todas de una vez. Elige una y deja las otras. Sé precavido y escoge con cautela, pues sólo una de esas dádivas es preciosa.

Las dádivas eran cinco: Gloria, Amor, Riqueza, Placer y Muerte.

- No tengo por qué pensarlo - contestó apoderándose del Placer.
Poco a poco fue averiguando que todo goce es breve y asesino de una ilusión; que al deseo sigue el hastío, y que el deleite huye pronto, haciendo una mueca de repugnancia.
Y el jovenzuelo pensó: "¡Lástima del tiempo perdido!... Si pudiera elegir otra vez, ya sé por lo que me decidiría".

No hay comentarios:

Publicar un comentario